El preclaro sacerdote Salvador Montesdeoca, nació el 21 de octubre de 1896 en Carora, prócera ciudad, cuna de varios obispos, hijo de Andrés Montesdeoca y Rosario Montesdeoca, realizó sus estudios elementales en el terruño, natal bajo la tutela del sacerdote Carlos Zubillaga, quien lo orientó en la futura formación clerical, realizada en el Seminario de Barquisimeto. En abril de 1901, recibe las Ordenes Menores.

El ilustre Obispo de la Diócesis barquisimetana Aguedo Felipe Alvarado, con las mejores referencias del comportamiento, aplicación y virtudes espirituales, lo envía al Vaticano para continuar sus estudios durante tres años en el Colegio Pió Latino Americano. Al regresar al país, recibe en Caracas el 24 de septiembre de 1921 el sub. Diaconado de manos del Monseñor Alvarado. Montesdeoca, fue ordenado Diácono el 22 de enero de 1922; una vez en Barquisimeto recibió el 15 de mayo la Orden Sacerdotal por parte de Monseñor Alvarado; cantó su primera misa el 28 de mayo en la iglesia de San Dionisio de Carora.

Su primer cargo fue de teniente Cura de Cubiro, realizando en poco tiempo una brillante actividad pastoral. En febrero de 1923 fue transferido a Barquisimeto. La capacidad de trabajo le es recompensada por monseñor Cortesi, Nuncio Apostólico, quien solicita sus servicios espirituales ante el Obispo Alvarado, asignándole el cargo de Secretario de Cámara.

El Congreso de la República, organismo encargado de la designación de los altos prelados, lo designó el 17 de julio de 1927 segundo Obispo de Valencia cuya consagración se realizó el 23 de octubre de ese año. Montesdeoca visitaba en los calabozos del castillo San Felipe de Puerto Cabello a los jóvenes, presos de la conocida generación del 28, en sus oraciones exclamaba:”Que Dios proteja a los perseguidos de Venezuela”.

Hugo Fonseca, Presidente (Gobernador), le solicitó al prelado que lo casara por la iglesia, siendo divorciado; el Obispo se negó rotundamente, alegando el cumplimiento de las normas establecidas. Ante la presión de Fonseca, el obispo se trasladó a Caracas para escribir en el diario La Religión condenando el divorcio. El sacerdote fue apresado en Los Teques cuando regresaba a Valencia. Este artículo, fue considerado una “rebelión contra la soberanía Nacional”.

Motivó el 11 de octubre de 1929, al Presidente encargado de la República Juan Bautista Pérez, (aunque el que mandaba era Gómez), firmar el Decreto de expulsar del país al ilustre Obispo Montesdeoca, quien pasó dos años entre Trinidad y Roma; anormalidad que originó un diferendo entre la iglesia y el ejecutivo. El arzobispo de Venezuela Felipe Rincón González, pidió derogar la decisión del ejecutivo, la respuesta exigía que se retractara en su posición, inclusive el Nuncio Apostólico envió a las autoridades una nota de protesta del Vaticano.

El eminente abogado Caracciolo Parra León, preparó un documento para defenderlo. Gómez en Consejo de Ministros realizado en enero de 1931, derogó el decreto de expulsión y permite el regreso a Valencia, quien continuaría por poco tiempo al frente del obispado. El 11 de julio de 1934 asistió al Congreso Eucarístico en Dublín.

A su regreso enferma gravemente en Florencia, llega a Roma, donde escribió el 22 de diciembre su Pastoral de despedida de la feligresía carabobeña, renunciando al cargo de Obispo para ingresar en la Orden Sacramentísima en el monasterio de San Benedicto de Trento-Italia y luego en la Orden de los Cartujos en Massa Apuli.

El 6 de septiembre de 1944, durante el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, fue fusilado junto a varios sacerdotes por los nazis, al encontrar a varios italianos, escondidos en el monasterio. Sus restos localizados gracias a una hoja del breviario, que utilizaba a diario, se encuentran en la Catedral de Valencia. La feligresía espera su justa canonización.

El cargo de Montesdeoca, lo ocupó desde octubre de 1947, el eminente obispo valenciano Gregorio Adam quien dijo:

Monseñor Montesdeoca, brilla con la aureola espléndida del martirio y la pureza de su vida en el corazón de los venezolanos”.

Churuguarero777@gmail.com

www.ahcarabobo.com

Eumenes Fuguet

Individuo de número de la Academia de Historia del estado Carabobo y de la Academia de Ciencias y Artes Militares. Miembro correspondiente de la Academia de Historia del estado Falcón y de la Academia de la Lengua del estado Carabobo. Director de la revista internacional Historia y Tradición.